Posts Tagged ‘injusticia’

No hay nada oculto

Del santo Evangelio según san Lucas 8, 16-18

En aquel tiempo Jesús dijo a la muchedumbre: «Nadie enciende una lámpara y la cubre con una vasija, o la pone debajo de un lecho, sino que la pone sobre un candelero, para que los que entren vean la luz. Pues nada hay oculto que no quede manifiesto, y nada secreto que no venga a ser conocido y descubierto. Mirad, pues, cómo oís; porque al que tenga, se le dará; y al que no tenga, aun lo que crea tener se le quitará». 

Oración 

Señor, ayúdame a hacer esta meditación con un corazón desprendido, consciente que todo lo que tengo es don y gracia recibida, destinada a iluminar mi camino y el de los demás. Me pongo ante tu presencia, ¡ven Espíritu Santo!

Petición

Señor Dios, que sepa superar toda dificultad, temor o tribulación que me aparte de cumplir mi misión de ser luz para los demás.

Meditación del Papa Francisco

Esto tiene una consecuencia en nuestra vida: despojarnos de tantos ídolos, pequeños o grandes, que tenemos, y en los cuales nos refugiamos, en los cuales buscamos y tantas veces ponemos nuestra seguridad. Son ídolos que a menudo mantenemos bien escondidos; pueden ser la ambición, el carrerismo, el gusto del éxito, el poner en el centro a uno mismo, la tendencia a estar por encima de los otros, la pretensión de ser los únicos amos de nuestra vida, algún pecado al que estamos apegados, y muchos otros. Esta tarde quisiera que resonase una pregunta en el corazón de cada uno, y que respondiéramos a ella con sinceridad: ¿He pensado en qué ídolo oculto tengo en mi vida que me impide adorar al Señor? Adorar es despojarse de nuestros ídolos, también de esos más recónditos, y escoger al Señor como centro, como vía maestra de nuestra vida. (S.S. Francisco, 14 de abril de 2013).

Reflexión:

¿Qué es esto de que al que tiene se le dará? Si ya tiene para qué darle mas. ¿ y al que no tiene se le quitará hasta lo que cree tener? Es una injusticia quitarle lo poco que tiene. ¿Cómo entender esta enseñanza evangélica?

Quién vive seguro en sus cosas pensando que con comer y vestir tiene resuelta su vida, ahí mismo se queda atrapado y poco a poco se va ahogando en su propio egoísmo. Es como el que teniendo dinero en el banco se fía de los intereses y se dedica a gastar; si no hace ingresos , poco a poco el dinero se agota y pierde lo que tenía.
Por el contrario una persona que vive de los valores del espíritu, que goza compartiendo su tiempo y su dinero con los hombres, su vida se carga de densidad, sus fuerzas se renuevan y todo parece renacer cada día.

Es cuestión de jugar a la banca rota del AMOR: dando te enriqueces; cuanto más te entregas más te posees. Es la paradoja del evangelio: morir para nacer; servir para reinar; dar para recibir…

Propósito

Vivir los valores del espíritu, gozar compartiendo mi tiempo y dinero con los demás.

Diálogo con Cristo

Señor Jesús, que viniste a luminar el mundo, te pedimos quieras acogernos en el esplendor de tu verdad para que guiados por tu luz caminemos siempre en la paz y podamos servir a nuestros hermanos con amor

Anuncios

Democracia; no sólo en política también en la familia

Democracia; no sólo en política también en la familia

Posiblemente muchos al escuchar la palabra democracia únicamente la relacionan con el ámbito político pero ¿porqué no ligarla también con el familiar? Recordemos que la familia es el núcleo fundamental de la sociedad, por ello la importancia de ejercer y fortalecer todo principio democrático desde el hogar.

La democracia familiar, como especialistas señalan, es la forma de convivencia y de interrelación de los padres con sus hijos que contribuye, mediante el respeto mutuo, a formar adolescentes con buen criterio, capaces de tomar por sí mismos decisiones correctas y sanas, en todos los órdenes de la vida social, política y personal.

En entrevista con yoinfluyo.com, Manuel Herrera Castillo de Psicología para Todos explicó que la democracia familiar busca armonizar el hogar con respeto, igualdad y justicia, “el camino hacia el bien común debe partir desde casa, algunos recordaremos que años atrás, nada era equitativo en casa, entre hermanos, las mujeres debían atender a los varones, era ‘ley de vida’, posiblemente no causa de conflicto o quizá sí, de lo que si estamos seguros es que ello representaba injusticia y desigualdad”.

El especialista destacó la importancia de formar hijos comprometidos dentro y fuera de casa, “por ello los valores y principios deben ser inculcados desde el hogar, es ahí donde aprende por primera vez a interrelacionar, a cumplir, obedecer, respetar. Ahí comienzan a formar su personalidad, a hacerse personas comprometidas y responsables”.

Herrera Castillo recomendó a los padres respetar la opinión de los hijos para reforzar la democracia, “a muchos papás cuesta escuchar las distintas ideas de los hijos, no debemos ignorar lo que piensa, nosotros estamos para apoyarlos y guiarlos para que de ese modo no vivan su vida llena de errores, hay que comprenderlos, tomar en cuenta sus juicios, solo así se formaran personalidades con autonomía moral y criterio”.

Por otra parte, el sitio esceq.com recomienda algunos principios democráticos en la familia, los cuales debemos tomar en cuenta:

Equidad: trato diferencial y en ocasiones preferencial, que requieren algunos integrantes de la familia en razón de su situación de desventaja para el disfrute de sus derechos y recursos.

Igualdad de oportunidades: se refiere que mujeres y hombres (desde sus diferencias), tengan oportunidades equitativas para su pleno desarrollo como personas, como parejas, como familia y como ciudadanos.

Participación: es decisiva en la construcción de relaciones equitativas en la vida familiar para que mujer y hombre incidan en las decisiones y el devenir de su familia.

Autonomía: para que cada integrante de la familia desarrolle la capacidad de toma de decisiones responsables.

Corresponsabilidad: establece responsabilidades compartidas entre cónyuges y entre padres e hijos.

Derechos Humanos: hombres y mujeres tienen derecho a que se respete su integridad al interior de la familia y a no ser discriminados.

Es cierto que las nuevas generaciones han cambiado, y ello es causa de los nuevos estilos de vida que adopta la sociedad, por ello la importancia de modificar la forma de educar a los hijos, evitando ser autoritarios, permisivos y lograr ser democráticos.